Conclusiones del New York Television Week

Los cambios tecnológicos y las transformaciones en los hábitos de consumo crean un escenario de incertidumbre que impacta a la industria de la televisión, sin embargo el panorama es auspicioso  para el sector y la mejor prueba de ello es que no son pocos los que aseguran que la tevé está  viviendo su “edad de oro”. Sin embargo es importante saber interpretar las tendencias y ser permeables a los cambios para mantenerse en una industria que es puro dinamismo. Para analizar más profundamente el presente y el futuro de la televisión los jugadores más importante de la industria de los Estados Unidos se reunieron en el New York Television Week y dejaron algunas conclusiones importantes:

Los datos serán la clave del éxito

Con el desarrollo de las nuevas plataformas, los cambios en los hábitos de consumo y los espectadores tomando el control de lo que quieren ver y cómo y cuándo lo quieren ver, la recolección de datos de la audiencia serán claves para mantener la competitividad en el futuro cercano. Un claro ejemplo es lo que realiza actualmente Netflix, que comisiona sus producciones originales a partir de los datos de visualización de sus suscriptores.
Se necesitan soluciones tecnológicas para monetizar las plataformas digitales

Pese a que está claro que el consumo televisivo migrará inevitablemente hacia las plataformas digitales en algún punto del futuro, y que mientras tanto dicho segmento seguirá creciendo, lo que aún nadie tiene claro es cómo monetizarlas.

Según los ejecutivos presentes en las conferencias, mientras que el branded content es una solución, todavía se necesita un mayor desarrollo tecnológico para integrar de manera eficiente la publicidad a las plataformas OTT.

Se necesita un sistema único de medición

Paralelamente al problema de la monetización aparece también el de la medición, con la industria reclamando un sistema único de medición de plataformas digitales.

La TV lineal sigue dominando, pero crece el consumo de streaming

Aunque todos los estudios siguen revelando que la TV lineal y tradicional sigue dominando con comodidad, los números del streaming son cada vez más significativos y no se pueden ignorar.

Así, según presentó Eric Berger con cifras de Frank N. Magid, la TV en vivo es seguida por el 70% de los espectadores, al tiempo que el 45% asegura también consumir TV via streaming.

A esto se le suma el contundente dato de que el 62% de las personas asegura tener planes de reemplazar su suscripción de TV paga por un servicio de TV por internet, con un 25% de los millenials totalmente fuera de la órbita de la industria de la TV paga.

El éxito depende de tener marcas y shows significativos

Con un discurso optimista, el CEO de AMC Networks, Josh Sapan, aseguró que en su opinión no hubo nunca un mejor momento para estar en la industria de la televisión, con cada vez mejores shows y el binge-watching comenzando a generar cambios en el modo en que los mismos son realizados.

Eso sí, advirtió, para tener éxito en el competitivo mercado de hoy en día es fundamental contar con shows y marcas que signifiquen mucho para los espectadores..

Las plataformas digites compiten, pero también ayudan

El propio Josh Sapan fue también quien destacó el rol de plataformas como Netflix para mejorar la TV, asegurando que si bien ellos no tienen intenciones de lanzar aún una plataforma OTT, las mismas han aumentado su alcance con las audiencias.

“No tenemos intenciones de lanzarnos en OTT, pero sindicamos nuestros shows a Netflix y esto nos permite tener éxito por fuera del mundo del cable, las telcos y el satélite. Es un sistema maravilloso”, destacó.

“Antes mis programas solo se podían ver un determinado día a una determinada hora. Ahora la gente nos puede ver cuándo y cómo quiere y esto tiene una gran influencia en la TV. La tecnología ha creado una mejor televisión”, terminó.